jueves, 1 de mayo de 2014

El puto sueldo de Santamaría.

 
La portavoz del PSOE en el Congreso acusa a Soraya Sáenz de Santamaría de haber cobrado unos 600.000 euros en sobresueldos del PP cuando era diputada y portavoz de su partido en el Congreso durante la pasada legislatura, mientras que el candidato 'popular' a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, habría percibido 300.000 euros.  “¿No han pensado alguna vez al menos en devolverlo hasta que tengan la conciencia clara de que no tienen origen ilícito?”, le planteó Soraya, la portavoz socialista, a Soraya, la vicepresidenta durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. Sáenz de Santamaría le pidió en su réplica que para “hablar de dos sueldos públicos” explicase los que ella ha estado recibiendo como portavoz del PSOE en el Congreso y como exsecretaria de Estado de Cooperación, cargo por el que recibía una cesantía “y que el Gobierno del PP eliminó”. Sáenz de Santamaría se enfrentó  a la portavoz socialista en un duro careo entre ella y la portavoz del PSOE. La vicepresidenta contraatacó recordando a Rodríguez que cobró una “cesantía” como exsecretaria de Estado de Cooperación a la vez que percibía su sueldo como portavoz del Grupo Socialista en el Congreso y que el PP “eliminó” dicha cesantía.  Posteriormente, en los pasillos del Congreso, negó tajante haber cobrado sobresueldos: “En mi puta vida he cobrado un sobre”, señaló la vicepresidenta. Y  negó con indignación y sorpresa haber percibido sueldos en dinero negro, afirmando que estas acusaciones a “gente honrada” que “trabaja mucho” no le hacen “ni pizca de gracia”. Rodríguez también acusó a Cañete de haber “mentido” y “huido” del Congreso para no responder por la relación de sus empresas con las administraciones públicas. La portavoz socialista pidió a la vicepresidenta, en ausencia del propio Cañete, si éste “se ha inhibido en decisiones que afectaban a sus empresas” durante las reuniones del Consejo de Ministros.

“¿Por qué habló la vicepresidenta de ‘sobres’ cuando nadie más lo hizo? –se pregunta ElPlural.com. Podría pensarse que no había entendido bien, o que estaba tendiendo una cortina de humo. Excusarse de una ilegalidad de la que no se le acusaba, para tapar una noticia cierta. Porque no es lo mismo recibir un ‘sobre’ que percibir un ‘sobresueldo’. Es evidente. Aunque también lo es que, viendo los años en los que la vicepresidenta, como altos cargos del PP, percibiera sus sobresueldos de Génova. Y resulta destacable el hecho de que, en pleno estallido de la crisis en 2008, y el apretón de cinturón que eso significó para la inmensa mayoría de los españoles, Soraya Sáenz de Santamaría viera multiplicado ese sobresueldo casi por tres”. Los socialistas insistieron: “¿No han pensado ustedes, el señor Cañete y el resto de miembros de su partido, que sin esas cajas B, cuyo dinero es presuntamente ilícito, no hubiera sido posible que ustedes se reembolsaran y metieran en sus cuentas corrientes esos sobresueldos? ¿No han pensado alguna vez, al menos, en devolverlo hasta que tengan la conciencia clara de que no tienen origen ilícito? ¡Fíjese si tienen que dar explicaciones!”.

La 'número dos' del Gobierno aseguró que, en su “puta vida”, había “cobrado un sobre”. Y Román Ruiz Llamas, diputado del PSC en el Congreso, replicaba el miércoles. “¿Sabe Sorayita lo que es una vida puta? ¿Ha fregado escaleras con sueldo miseria?”.