martes, 14 de febrero de 2017

“Abramos fronteras”


 Lluís Llach y Manolo García
Un Palau Sant Jordi lleno a rebosar en defensa de las personas refugiadas.

Un macroconcierto con más de 50 artistas, organizado por la iniciativa catalana de apoyo a los refugiados, reunía el pasado sábado en el Palacio Sant Jordi de Barcleona a 15 mil personas. En el espectáculo multidisciplinar, dirigido por La Fura dels baus, más de 50 artistas visibilizaron la Barcelona acogedora. “Si nos preguntamos por qué hay personas refugiadas –recordó la presentadora, Clara Segura, al comienzo del acto– la respuesta que enseguida encontramos es la del miedo que genera la guerra y, por tanto, impulsa a la huida del país como única salida. Esto mismo pasó aquí, cuando muchos de nuestros abuelos escaparon de la guerra civil hacia Francia o América”. Meera Zaaror, de 18 años, subió al escenario para explicar que él era una de las pocas personas, una del ínfimo 10% que España alcanzó de la cuota de refugiados asignada por la UE, que habían llegado a estas tierras. Y un himno, fue entonado por el dúo de cantautores Manolo García y Lluís Llach, “Venim del nord, venim del sud” (Venimos del norte venimos del sur).

“Nuestros gobiernos  –dijo Toni Borrell, portavoz de Stop Mare Mortum a los políticos presentes en el palco– también tienen  responsabilidad en el origen de la guerra. Hoy estamos aquí para exigiros que cumpláis con vuestras obligaciones: garantizar el derecho al asilo y a la libre circulación. Sois tan cobardes que os escondéis en una supuesta falta de recursos económicos pero vimos que tenemos suficientes para convertirnos en pioneros de la limitación de movimientos, con rejas como las de Ceuta y Melilla o con los CIES… Nosotros somos los que tenemos memoria histórica y sabemos el precio de quedarse con las manos quietas. Creemos en la acción colectiva y por eso nos organizamos y nos comprometemos a estar vigilando a todas las administraciones. Queremos ser la herramienta que ponga freno a todos los racismos”. Y el auditorio gritó al unísono: “¡Abramos fronteras!”.

En la segunda parte, Jordi Évole, que también participada, exclamó: “Es una pasada ver a 15 mil personas defendiendo la acogida, ¡esto por lo menos debe ser inconstitucional!... Este concierto quiere ser un homenaje a todos los voluntarios, a la ciudadanía que va muy por delante de nuestras autoridades. Por eso, en este concierto no debería haber un palco reservado para las autoridades”… Gritó a los altos cargos del Ayuntamiento y la Generalitat que ahí se encontraban: “También estamos aquí por su incapacidad para resolver el problema. Sabemos que muchos de vosotros lucháis pero otros os refugiáis en un problema de competencias. No es un problema de competencias sino de incompetencias·”. Y el Palau tembló con el grito de “¡Basta de excusas!”.

La Colla Vella de los Xiquets de Valls, los Castellers de Vilafranca, los Minyons de Terrassa y Grupo Joven Chicos de Tarragona acompañaron la canción de Joan Manuel Serrat que salió a escena para cantar “Mediterráneo”. “Qualsevol nit pot sortir el sol” (Cualquier noche puede salir el sol), fue la última de las canciones, interpretada por Jaume Sisa y entonada por un numeroso grupo de artistas,  preludio de lo que ocurrirá el próximo sábado en la gran manifestación convocada para apoyar a los refugiados.