domingo, 12 de febrero de 2017

El expresident Mas, ante en TSJC, 'America first, Spain second' y Populares y Podemistas.

       El expresidente de la Generalitat Artur Mas (i), acompañado de su esposa, Helena Rakosnik, llega a la sede del TSJC.

La responsabilidad ‘intelectual’ y obediencia debida fueron las líneas de defensa del expresidente catalán, Artur Mas, en la primera jornada del juicio por la consulta del 9 de noviembre de 2014 (9-N), que comenzó el pasado lunes en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). La estrategia de Mas estuvo diseñada con tiralíneas político. Para empezar, afirmó: “La iniciativa política de la consulta fue mía, como ‘president’. Los demás consejeros del Gobierno siguieron mis directrices”. Minutos después, desgranó su teoría: “Yo era ‘president’. El ‘president’ es votado por el Parlament, por lo que está sujeto a sus mandatos. El Parlament fue componiendo resoluciones y mandatos, y uno de ellos era que había que hacer una consulta. Entonces, se aprobó la fecha y la pregunta con una mayoría de las fuerzas parlamentarias. El Parlament promovió la ley de consultas no referendarias para ello. O sea, no fue una ocurrencia, sino la consecuencia de amplísimos acuerdos parlamentarios después de unas elecciones democráticas que nadie impugnó ni cuestionó”. Al meterse Mas en su papel de político mitinero, por dos veces el presidente del tribunal le interrumpió, una de ellas para recordarle que estaba allí “como acusado: no puede realizar interrogatorios”. Al interrogatorio de su abogado, que comenzaba a realizar preguntas inquisitoriales al Tribunal Constitucional, el presidente del tribunal le recordó  nuevamente: “Se le ha preguntado si es usted responsable de abrir los institutos el 9 de noviembre de 2014”, a lo que el expresident le respondió en tono recriminatorio: “Señor presidente, sí que he contestado a esa pregunta. He dicho que soy responsable de todo. Y si soy de todo, de eso también”. Tanto él como la exvicepresidenta, Joana Ortega y la exconsejera de Enseñanza, Irene Rigau, se negaron a contestar a las preguntas de la Fiscalía y de la acusación popular. Y sus propios abogados encarrilaron la vista por la senda que más les interesaba, la de la conspiración política contra Cataluña. La Fiscalía pidió 10 años de inhabilitación para Mas y 9 para Ortega y Rigau, por los delitos de desobediencia grave y prevaricación. Sorprendente fue la lectura que Neus Munté, portavoz del Gobierno catalán, hizo del plantón de media hora que Mas, Ortega y Rigau dieron al tribunal (que a punto estuvo de anular la vista y realizar una ‘vistilla’ por ausencia de los acusados) el primer día del juicio. “Se produjo una lentitud evidente a la hora de poder avanzar y de llegar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña”, espetó Munté a un periodista. Obvió que paseíllo, baño de masas, recreación en los aplausos, vítores y arengas fueron los causantes de ese retraso.

      Artur Mas, Irene Rigau y Joana Ortega, a su llegada al TSJC. Mas da las gracias a los asistentes al grito de '¡Visca Catalunya!'

Mas, Ortega y Rigau, fueron recibidos a las ocho de la mañana en el Palau de la Generalitat por el gobierno catalán en pleno, encabezado por el presidente Carles Puigdemont, en un acto de apoyo en el que les arroparon y acompañaron a pie hasta el Palacio de Justicia, donde el juicio arrancó. El PP, que siempre apela al “respeto por las decisiones judiciales”, culpabilizó a Artur Mas, de haber burlado la Consitución el 9-N, día en que se celebró la consulta soberanista en Catalunya. Artur Mas se defendió alegando que el Tribunal Constitucional no alertó al Govern de aquel entonces de las consecuencias penales que tendría celebrar la consulta independentista. “No se puede soplar y sorber al mismo tiempo. En su día, dijeron que el TC era un órgano coercitivo que impedía la voluntad del pueblo y hoy dice que el tribunal no le dijo nada y que, por eso, ha incumplido la ley, opinó Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación tras la reunión del Comité de Dirección del PP, presidido Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal,  negando la “persecución” denunciada por los soberanistas. “Hay que volver al seny  –agregó–: cuando se incumple la ley, hay consecuencias”. Los populares denigraron la manifestación de miles de personas que acudieron a las puertas del juzgado para apoyar a Mas antes de su declaración. “No se puede presionar el ejercicio de la administración de la Justicia que, además tuvo que esperar media hora”. Y acusaron a la Generalitat que ahora dirige Carles Puidemont de instar a funcionarios a cogerse un día libre para manifestarse este 6-F. “Es un fin espurio, un numerito impropio de la democracia intentar presionar a un tribunal”, insistió, citando también las palabras del ministro de Justicia, Rafael Catalá.

 Imagen de televisión del expresidente de la Generalitat Artur Mas, durante su declaración. Entre el público, Cayetana Álvarez de Toledo.

Entre las figuras que más cámara chuparon en las declaraciones de Mas figura Álvarez de Toledo, exdiputada del PP, musa del expresidente José María Aznar, y el periodista Pedro J. Ramírez. La responsable del área de Internacional de la fundación FAES y portavoz de Libres e Iguales, una entidad combativa con el nacionalismo catalán, estaba en el sitio correcto y a la hora exacta para conseguir la deseada presencia televisiva. Cayetana Álvarez de Toledo es la rubia que aparece en la fotografía durante los interrogatorios al expresidente, a la exvicepresidenta Joana Ortega y a la exconsejera Irene Rigau. La política fue colocada en un banco del público reservado a la acusación popular y a sus 'invitados'. De esta forma, siempre que la cámara enfocaba al expresidente, se recogía la figura de esta periodista, tertuliana y gran esperanza blanca de la derecha aznariana. “Cayetana –escribe Julia Pérez en Publico– recibió un trato privilegiado en la entrada al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJCat), donde unos malhumorados Mossos d’Esquadra reagrupaban a los periodistas acreditados, les impedían hacer fotos y frenaban su trabajo a base de inhibidores mientras la directora de Comunicación del TSJ, Lydia Garrido, con la ayuda de Mariona Planas, se esmeraba por eliminar, una a una, las dificultades que surgían en esta vista histórica. ‘Cayetana’ entró sin pasar por el arco de detección de metales y recibió el abrazo deferente de la directora de comunicación del Consejo General del Poder Judicial de Carlos Lesmes, Cristina Ónega, quien le acompañó hasta la puerta de la sala de vistas. Ónega se desplazó a Barcelona, con el apoyo de José Asenjo, su mano derecha, para supervisar la cobertura mediática de los 345 periodistas acreditados en esta vista. ‘Cayetana’ y su acompañante tenían dos sitios reservados, justo a tiro de cámara, en la segunda fila del banquillo destinado al público, porque público era el juicio. Desde allí siguió el juicio junto a Arcadi Espada, chupando cámara durante los interrogatorios. Nadie le dijo nada, a pesar de ser una fotografía terminantemente vedada por los Mossos a los periodistas. Son las ventajas de haber sido 'invitado' por la acusación popular. La portavoz de Libres e Iguales confirmó así que algunos públicos son más iguales que otros, como en Rebelión en la Granja de George Orwell”.

Rafael Catalá, ministro de Justicia.

Coincidiendo con el inicio de este juicio, el ministro de Justicia, Rafael Catalá declaraba que “presionar a los jueces es impropio e inútil”. Catalá ya había hecho declaraciones de este tipo. Con estas palabras –“Si no es independiente, se le puede recusar”–, Catalá ya había recibido al juez José de la Mata, el sustituto de Pablo Ruz en la Audiencia Nacional, instructor de casos como Gürtel o Bárcenas. Natalia Castro escribe en ElPlural.com que “según había dicho, el juez contaba de inicio con la ‘confianza absoluta’ del Gobierno, pero recordaba su pasado como director general del Ministerio de Justicia con el último Gobierno del PSOE, por lo que avisaba que, en el caso de tomar decisiones que no fueran independientes, se le podía recusar como ya se hizo con Baltasar Garzón. Ahora, pedía que no se presionase a las jueces y que se dejase trabajar tranquilamente al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que juzgaba la consulta del 9N. En repetidas ocasiones, escuchamos a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, decir que el Ejecutivo ‘respeta las decisiones judiciales’. Una frase que saltaba por los aires después de que Catalá criticara y atacara públicamente al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que decidió archivar por segunda vez la causa contra Guillermo Zapata y sus tuits que, supuestamente, humillaban a las víctimas del terrorismo. Según sentenció Pedraz, en los mensajes del concejal de Madrid no había voluntad de humillar, que era ‘imposible’ cometer un delito con ‘humor negro’ puesto que sólo eran chistes irónicos que entraban dentro de su ‘derecho a la expresión en términos de debate’. Pero el ministro de Justicia no lo vio así y aseguró que el magistrado contaba con poca ‘sensibilidad’. Algo parecido ocurrió cuando Pedraz permitió que se celebrara, a principios del 2014, un acto de expresos de ETA en Durango. En este caso, Oyarzabal, como secretario de Derechos y Libertades del PP, declaró: ‘Desde el PP, ‘discrepamos radicalmente por la decisión del juez y de la fiscalía y creemos que deberían haber hecho todo lo posible por evitar ese acto’. El PP ‘difiere radicalmente de las razones esgrimidas’ por el magistrado en este caso para no prohibir el acto’. Nos ha parecido lamentable esa celebración”.

El expresidente, Artur Mas, junto a la 'exconsellera' Irene Rigau.

En la segunda sesión de la vista, por la que desfilaron un reguero de inspectores, directores de institutos, la exdirectora del CIRE (la empresa que fabricó las urnas y las papeletas) y otros proveedores de la Generalitat, el presidente del tribunal tuvo que llamar nuevamente al orden al abogado Jordi Pina, que defendía a la exconsejera de Educación, Irene Rigau. Pina era la abogado de la exconsejera por expresa petición de Miquel Roca, amigo personal de Rigau. Curiosamente, su bufete es uno de los despachos que participaron en la defensa de otra ilustre imputada, la infanta Cristina, en el caso Nóos. Sus preguntas fuera de contexto en el juicio del 9-N y sus intentos nada disimulados de buscar una motivación política en cada respuesta llevó al presidente del tribunal, finalmente, a llamarle la atención. “La intencionalidad que pudiese guiar a la testigo no es de interés”, le zanjó el magistrado al término de uno de sus interrogatorios, a lo que el letrado, ya subido en la teoría de la conspiración del Estado español respondió con un airado: “Mi intención es poner en tela de juicio la poca fiabilidad de la testigo”. La situación llegó hasta el extremo que, en un momento determinado, y cuando en una de las ocasiones el presidente del tribunal le iba a reprender, pidió perdón por anticipado por su ‘impertinencia’. Antonio Fernandez, periodista de El Confidencial así lo señala: “La obsesión del letrado por denunciar algo así como una operación oculta del Estado fue llevada al máximo… Los inspectores Josep Alsina y Jesús Rull dejaron claro que la Administración catalana intentó en todo momento escurrir el bulto para no aparecer comprometida en la organización del 9-N. El primero incluso llegó a afirmar que los directores fueron presionados para que pusiesen los centros educativos al servicio de los voluntarios independentistas. Las preguntas de Pina (las otras defensas no siempre preguntaban a los testigos) siempre iban dirigidas a saber si los testigos eran una especie de ‘espías’ del Gobierno español… Lo que quedó meridianamente claro es que, desde las instancias políticas de la Generalitat, se intentó que no quedasen documentos que permitiesen atisbar que había interés del Gobierno en que era la Administración quien manejaba el ‘proceso participativo’… 

Soraya Sáenz de Santamaría: “El referéndum de autodeterminación no se va a celebrar”.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, critica que la antigua Convergencia siga abrazada a la “radicalidad” de la formación antisistema, que exigió la retirada de Mas tras las últimas elecciones autonómicas. El PDECat asegura que el juicio al expresident es consecuencia de la “presión a la Justicia” del Ejecutivo de Rajoy: “Le persiguen por demócrata y por sus ideas. Ni ha sido el Gobierno, ni ha sido la Justicia el que echó al presidente Mas del Gobierno de la Generalitat. Fue la CUP. Y ustedes lo aceptaron, como han aceptado perder el respeto a la ley”. Con estas palabras, la vicepresidenta del Ejecutivo responde al doble ataque que el martes lanzaban desde el Senado los independentistas catalanes. “Han pasado de la recogida de firmas contra Cataluña a sentar en el banco de los acusados al president de la Generalitat y miembros del Govern por facilitar que esta papeleta estuviera en una urna”, indicó el senador Josep Lluis Cleries (PDECat). Cleries proclamó que “los persiguen por demócratas y por sus ideas” y acusó al Gobierno de “presión a la Justicia” para forzar el juicio contra Mas, Joana Ortega e Irene Rigau. “Este proceso judicial es un ataque al máximo representante de nuestras instituciones que actuó en nombre de todos”. David Martínez, escribe en Vozpópuli: “Santamaría ha respondido acusando al senador convergente de acogerse ‘al comodín del procés’, recurso que, a su juicio, usan a menudo los soberanistas: ‘Les sirve cuando son ustedes juzgados por desobediencia o cuando se les toma declaración por corrupción; siempre se acogen ustedes al comodín del procés’. Además, apunta que el diálogo ‘para este Gobierno no es una operación, es una convicción’ y a los independentistas les ‘molesta’ esa disposición de Moncloa ‘más’ que la determinación de ‘respetar y hacer respetar la ley’. Les sirve cuando son ustedes juzgados por desobediencia o cuando se les toma declaración por corrupción; siempre se acogen ustedes al comodín del procés… Santamaría destaca la coordinación de los senadores independentistas, deslizando que puede ser fruto de la ‘competición’ electoral, y despacha al parlamentario de ERC ‘con los mismos argumentos’ que a Cleries: ‘El referéndum de autodeterminación no se va a celebrar’. Ni en Cataluña, ni ‘en Baviera’, ni en ‘el Véneto’, porque es inconstitucional. Y ni España, ni Alemania, ni Italia son ‘países poco democráticos’. Y concluye: ‘Usted no cree en la ley y, por tanto, no cree en la democracia’. Al final de su intervención, la vicepresidenta recordó ‘las revelaciones’ de Santiago Vidal, el que iba a ser ‘padre de la Constitución catalana’, que tuvo que dimitir tras difundir que la Generalitat estaba recabando ilegalmente datos fiscales de los ciudadanos. ‘No sé cómo sería el capítulo de las garantías fundamentales’ de esa hipotética Carta Magna’. E ironizó: ‘Sin derechos no hay libertad y sin libertad no hay democracia. (...) Quien está dando precinto a la democracia es usted”.

Carlos Jiménez Villarejo.

El ex fiscal Anticorrupción califica de “parafascista” la concentración celebrada este lunes para apoyar al expresidente catalán, Artur Mas, ante su declaración judicial por la organización del 9N y se ha referido a él como un “supuesto caudillo que quieren crear”. Jiménez Villarejo lamenta que, en Cataluña, ya son “frecuentes estos movimientos de tipo parafascista” que se producen “en torno a esta especie de pequeños caudillos como Artur Mas u otros parecidos, cuando hay requerimientos judiciales ante la comisión de presuntos delitos que, por otra parte, son evidentes”. Y  deja claro que, aunque hubiera en la calle “más o menos, miles de personas”, lo importante es que “se ha impuesto el Estado de Derecho, el juicio ha comenzado y se está celebrando con normalidad”. En declaraciones a La Sexta, recogidas por Europa Press, Jiménez Villarejo valora como un signo de normalidad democrática que haya un juicio y un tribunal capaz de llevarlo a cabo por delitos presuntamente cometidos por miembros de un gobierno de Cataluña. Cree que lo que ocurra en la calle es “un acontecimiento externo” que no va a influir “bajo ningún concepto” en el tribunal. “Es una forma de presionar a las instituciones democráticas como el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en un clima evidentemente coactivo, y creo que esa coacción sólo puede tener una lectura, un carácter fascista”. Cree que lo que hacen Mas “y sus correligionarios” cada vez que les cita un tribunal es algo parecido a lo que hizo el presidente estadounidense Donald Trump cuando insultó a la juez federal que suspendió el veto migratorio. De este modo, Villarejo, que colaboró con Podemos en los inicios del partido morado, deja claro que discrepa de lo que opina de este asunto Pablo Iglesias. Éste consideró la manifestación como algo normal en una democracia y criticó que se juzgase a Mas por poner las urnas. El exfiscal cree que el Gobierno de Artur Mas y, en general, los independentistas, están incurriendo en “atropellos”, “abuso de las leyes” y “sometimiento de la ley a la voluntad política”. Opina que, si Mas no quiso responder a las preguntas del fiscal, es porque el auto de acusación de la Fiscalía está bien fundamentado y pone de manifiesto que el 9N no fue una reunión de voluntarios sino que hubo una “organización formal, oficial”, con múltiples facturas a grandes empresas y un coste de 5 millones de euros. “Al final, terminan envolviéndose en la bandera, me da igual una que otra. La senyera me merece el respeto que me merece; a otra (la estelada), que es de un partido, no me merece ningún respeto”.

      El fiscal Emilio Sánchez: “No se está juzgando la voluntad popular”.

En el último día del juicio contra el expresidente de la Generalitat, Artur Mas, y las exconsejeras Joana Ortega e Irene Rigau por la consulta soberanista, el fiscal, Emilio Sánchez comenzó la lectura de su informe con estas palabras: “No se está juzgando la voluntad popular. Por mucho que lo repitan una y otra vez no es verdad”. Sánchez Ulled acusó al Govern, y directamente a Mas, de haber actuado con “opacidad” y de “romper la convivencia y la democracia” tras haberse “saltado las reglas del juego” para confirmar que él estaba de guardia el 9-N y que no actuó en contra de la consulta tras rechazar aplicar medidas cautelares como la retirada de las mesas y frenar la votación. Además, apuntaló la acusación de la fiscalía de que los acusados desobedecieron al Tribunal Constitucional. El fiscal insistió en que el objeto del juicio es averiguar si el Govern desobedeció y continuó con su actividad administrativa para el 9-N pese a la suspensión por parte del Constitucional de la consulta. “No se hizo nada para suspender aquello que ya estaba en curso cuando tenían la obligación de hacerlo” apuntó el fiscal. “Bajo la apariencia de un trabajo realizado solo por voluntarios –aseguró–, hubo una actuación enmascarada de los poderes públicos”. Calificó a Artur Mas de “máximo responsable” mientras que consideró a la exvicepresidenta, Joana Ortega, de ser “el tronco del funcionamiento de lo que vino después” y a la exconsellera de Educación, Irene Rigau, de “encargarse de la apertura de los institutos”. Sobre qué ocurrió el 9 de noviembre de 2014, Sánchez Ulled explicó que, cuando los voluntarios llegaron a los centros de votación, “ya estaba todo perfectamente preparado” porque “había unos contratistas de la Generalitat que habían hecho su trabajo”. Así, cree que aquel día “todo se hizo guardando las apariencias y con disimulo” para recordar que la empresa contratista de la Administración repartió las urnas, las papeletas y los sobres el 7 de noviembre, tres días después de la suspensión de la consulta por el Constitucional.

El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, tras finalizar la última jornada del juicio del 9N.

“La euforia –resume A. Fernández en El Confidencial– se ha instalado en las filas del Partit Demòcrata Europeu Català (PDeCAT), tras quedar visto para sentencia el juicio contra Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau por haber organizado la consulta del 9 de noviembre de 2014, desobedeciendo la providencia del Tribunal Constitucional del 4 de noviembre, que prohibía la organización de esa jornada. La parafernalia independentista se puso en marcha nuevamente tras acabar el juicio, con recepción del presidente catalán, Carles Puigdemont, a los tres acusados y rueda de prensa posterior al alimón entre el mismo Puigdemont y Artur Mas. Los semblantes ya no evidenciaban la crispación de la semana, cuando los tres acusados se sentaban en el banquillo. Lo mejor, la entrada en el Palau de la Generalitat, bajo los acordes de ‘Grândola Vila Morena’, la canción de la revolución de los claveles. Claro que aquí faltaban los fusiles y los claveles, pero estaba claro el mensaje épico…  Ahora, el punto de mira ya está puesto en el 27 de febrero, cuando comience el juicio en el Tribunal Supremo contra Francesc Homs, también acusado en esta causa pero juzgado en el TS por su condición de aforado, al ser diputado. A Madrid se desplazará la cúpula independentista, encabezada por Carles Puigdemont y Artur Mas. El baile de mártires ha comenzado y no hay quien lo pare. Lo de menos es que los acusados sean condenados. Cataluña ya tiene nuevos héroes, aunque la heroicidad en política suele durar lo que un suspiro”.

    Antonio Tajani, nuevo presidente del Parlamento Europeo: “Cataluña nunca será reconocida en Europa como Estado”.

Antonio Tajani, nuevo presidente del Parlamento Europeo, ha dicho que “Cataluña nunca será reconocida en Europa como Estado. Tajani hizo estas declaraciones en el programa de Carlos Herrera en la COPE, preguntado por casos como el de la polémica salida de Gran Bretaña de la UE. Al referirse a la pretensión de independencia catalana, Tajani dijo muy tajante que no tiene precedentes ni base legal: “No conozco ninguna Constitución europea que contemple que parte de su territorio se pueda desgajar”. Tajani recuerda que las Constituciones de los países miembros de la UE “son también el marco legal europeo por tanto Cataluña nunca será reconocida en Europa como Estado”. En referencia a la ultraderechista Marine Le Pen, que parte como favorita en las encuestas de las próximas elecciones francesas de abril,  no cree que Francia vaya a ganar el populismo, En su opinión, los ciudadanos europeos “votan populismo porque no ven solución a sus problemas que son el paro, la inmigración ilegal y el terrorismo”. Sobre las relaciones con EEUU tras la llegada de Donald Trump a la presidencia norteamericana, el italiano ha recordado que “Norteamérica es el país más amigo de la Unión Europea. Es importante hablar y explicarle que Europa tiene sus valores, su identidad y que “escuchamos pero no recibimos órdenes”.

     
Juicio a Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau sentados en el banquillo por la consulta del 9-N.

“Este fin de semana –escribe David Torres en su artículo en Público ‘Artur Mas, traidor, confeso y mártir’– un amigo británico le pedía a un amigo catalán que le explicara en pocas palabras cómo se había llegado a tener sentado en el banquillo al presidente de una comunidad autónoma, y el amigo catalán le respondió con una sola palabra: banzai. Creí que iba a recurrir a una expresión catalana pero al final optó por una japonesa, una palabra que alude a una carga militar suicida y que significa literalmente ‘diez mil años’… Para la mayoría de magistrados, para los enemigos del independentismo, para muchos catalanes e incluso para algún independista, no cabe duda alguna de que el proceso, tal y como fue diseñado por Artur Mas y sus correligionarios, no va a ninguna parte excepto al choque de trenes. El choque de trenes o de testuces es una actividad lúdica en la que una o ambas partes suelen salir muy mal paradas pero, a cambio, resulta vistosa y da mucho juego en los tribunales. Para empezar, Artur Mas y las dos ex conselleras, Joana Ortega e Irene Girau, entraron con media hora de retraso a la sala, como si hubieran empezado la desconexión estatal separándose treinta minutos del meridiano de Greenwich. Mas se consideró responsable total y absoluto de la consulta del 9-N y llevó su protagonismo al punto de formularse algunas preguntas retóricas en el estrado, por lo que el juez Barrientos tuvo que detenerlo antes de que Mas se vistiese la toga de abogado, se preguntase a sí mismo, se respondiese y luego le quitara la maza para condenarse a tres años de cárcel por desacato. Uno de los problemas de Mas es ese solipsismo sordo y ciego que lo ha guiado infatigablemente hasta la tierra prometida del banquillo y que le ha impedido ver que, en la ansiada consulta democrática  no participó ni un cuarenta por ciento del electorado. Lo cual no quiere decir que el sesenta por ciento restante piense que Cataluña no debe de ser un estado independiente sino que ni siquiera se tomó la molestia de pensarlo”.

       Un Mas, malo y mártir. 
“Artur Mas  –escribe incide David Bollero en su artículo ‘Artur Mas, malo y mártir”–. siempre asumió la responsabilidad de la consulta catalana en 2014. Nunca eludió las consecuencias legales que podría traer consigo aquel acto. Quiso ser mártir y Rajoy y los suyos han caído en la trampa. Quizás lo hizo porque, aun siendo sentenciado a una pena de inhabilitación, ésta no aplicaría en caso de producirse la independencia. Sea como fuere, el proceso iniciado el lunes es un espectáculo bochornoso para España. La lectura simplificada es que consultar a la ciudadanía está penado por ley, aunque ésta consulta no sea vinculante, aunque el Tribunal Constitucional  –ese órgano politizado hasta el tuétano de sus huesos– se pronuncie retroactivamente. La lectura más compleja es que la Constitución prohíbe ese tipo de consultas, dando muestras una vez más de lo caduca y obsoleta que ha quedado. El Gobierno, consciente de esta obsolescencia, ha mirado para otro lado porque creía que le convenía. En realidad, no sucedía tal cosa: se ha echado piedras sobre su propio tejado. Rajoy, no sólo no tuvo la cintura suficiente para permitir una simple consulta ciudadana no vinculante sino que, además, no ofreció alternativa alguna a pesar de los millones de personas que salían a la calle reclamándola. Más allá de que la causa independentista merece un líder mejor que Artur Mas, más allá de que su gestión al frente de la Generalitat haya dejado mucho que desear y que la corrupción le tenga cercado, lo que se juzgaba esta semana es que quiso consultar a la ciudadanía y eso tiene castigo. Las decenas de miles de personas que r le abrigaron, así lo entienden y, en cierto modo, le erigen como mártir, como un ejemplo más de que la desobediencia civil es la que mayores cambios sociales ha traído consigo en el mundo”.

Catalujnya independiente.

José Martí Gómez escribe, en la web “La lamentable.org”, este breve comentario sobre Catalunya independiente: “Hace dos años, más o menos, el abogado Mateo Seguí y yo invitamos a almorzar a un veterano de los gobiernos de Jordi Pujol. Una persona que ocupó el cargo de conseller en varias legislaturas y solemos definir como ‘gente con peso político’. El almuerzo fue muy agradable. Nuestro invitado es hombre con sentido del humor, una cultura muy sólida y un escepticismo que en ocasiones bordea la línea fronteriza con el cinismo. Como la conversación era of the record se explayó con plena libertad explicando interioridades tanto de CiU como de la política en general, temas que no vienen al caso porque la confidencialidad, tanto Mateo como yo, la seguimos respetando. Pero sí se puede explicar, sin identificar a nuestro compañero de mesa, una frase que dijo con su expresividad proverbial.
Se preguntó:
-¿Qué haría yo, si fuese presidente del Gobierno de España, si el Gobierno catalán me dijese que quería la independencia?
Su respuesta:
–Le diría al Gobierno de Catalunya que de independencia ni hablar. Y eso que les diría yo les diría cualquier catalán que presidiese el Gobierno de España.
¿El motivo de esa negativa?
–La buena salud económica de España depende en gran medida de Catalunya. Y eso cualquier catalán que presidiese el Gobierno en Madrid lo tendría en cuenta.
Con los postres, nuestro invitado todavía se explayó más”.

Una de las frases más célebres de D. Trump se convierte en una broma en cadena.

'America first, Spain second', humor global para trolear a Trump. Así titula Felipe G. Gil, en Eldiario.es, el artículo que sigue, convirtiendo una de las frases más célebres de Donald Trump en una broma en cadena a la que se acogen varios programas de televisión de todo el mundo. Dice así: “Como ya recogió Vertele, este jueves llegó a España la famosa cadena memética de programas televisivos de humor que se han unido en una competición de coña para ver quién realiza el vídeo que consiga posicionar a su país como el segundo, dando por hecho que, tal y como repite Donald Trump, América es el primero (‘America, first’). Tanto el Intermedio como Late Motiv de Buenafuente han sacado sus propias versiones. Youtube ya había hecho una versión dos días antes con más de 180.000 visualizaciones. El origen de esta broma surge en el programa holandés de humor ‘Zondag met Lubach’, donde produjeron el vídeo inicial que marca el tono y el formato de los demás, ya que todos usan una voz en off que recuerda mucho a Donald Trump. En su vídeo, que acumula más de 22 millones de reproducciones en Youtube, se preguntaba: ‘Nosotros entendemos totalmente que América vaya primero, pero, ¿podríamos decir que Holanda va segunda?’. Además, ensalza irónicamente el valor de ser holandés con reflexiones como ‘Nosotros hablamos holandés. El mejor idioma de Europa. Tenemos las mejores palabras. ¿El resto de idiomas? Fracaso (...) El alemán no es ni siquiera un idioma’. La versión de El Intermedio define a España ‘un país fiel a la mayor de sus tradiciones: hablar mal otros idiomas’. Contestando al vídeo holandés, también dice que ‘somos mejores que los holandeses. Quizás no les vencimos en el siglo XVII, pero les dimos una paliza en 2010’, en referencia al mundial de fútbol”.


El vídeo termina diciendo: ‘Nos conformamos con no ser los últimos. Eso ya lo conseguimos en Eurovisión’. La versión de Late Motiv empieza diciendo que la Naciones Unidas envían un mensaje en representación España porque ‘el Gobierno está demasiado ocupado estropeando el país’. El vídeo empieza presentando a los españoles como ‘los mexicanos europeos, los buenos mexicanos’. Se enorgullece de tener a Julio Iglesias por ‘ser más macho que Trump, y también más naranja’. Ensalza. ¿cómo no? una de nuestras tradiciones más bellas, ‘robar dinero público’. Y por último, y en relación a Colón, dice que ‘España descubrió a América primero’. En otros países también ha dado mucho juego. Suiza, el programa de televisión ‘Deville Late Night's’, en SRF cannel, realizó su propia versión y cómo no, contestaban al vídeo holandés diciendo: ‘Nosotros tenemos montañas gordas y bonitas, no estamos planos como Holanda’ o les recuerda a los americanos que ellos también odian la UE y que, de hecho, ellos inventaron el Brexit y que, como Suiza, nunca formó parte de la unión. O en Portugal, donde el programa ‘5meianoite’ recuerda que ‘el 60% de los americanos piensan que Portugal es una provincia de España. Ellos, probablemente, votaron por ti, Donald’… Así hasta más de 15 países ya han producido sus vídeos y están todos recopilados en la web cuyo encabezado es “¿Quién quiere ser el segundo?”.

Los Populares y los Podemistas.

Antoni Tarabini escribe en El Periscopi un interesante artículo titulado “¡Va de congresos! Los populares y los podemitas”, del que entresacamos: “Por vez primera, Aznar no asistirá a tal magna reunión. El Congreso será un auténtico paseo militar liderado por su gran líder, Mariano Rajoy. Ni tan siquiera ‘citar’ las graves acusaciones de financiación ilegal del PP en múltiples campañas electorales, que surgen un día sí y otro también. Sólo pequeños interrogantes abiertos. ¿Confirmará a Cospedal como Secretaria General, y, a lo máximo, nombrar un coordinador en la persona de Maillo (¡una de las grandes jóvenes promesas que no acaban de medrar!)? De momento no se percibe ninguna intención de renovación. Seguirán vivos y coleando en sus cargos dirigentes la inmensa mayoría de los actuales (¡quizás cae alguno aquello del qué dirán?). El hecho no es baladí. Los populares no tienen mayoría absoluta lo que les obliga a pactar múltiples asuntos, su actual equipo de momento no se muestra muy ágil en su voluntad y capacidad de llegar a acuerdos. De momento pretenden gobernar con el mismo chip de cuando contaban con mayoría absoluta… ‘Podemos’ también celebra su propia Convención entre graves batallas internas referidas al modelo y estrategias políticas del partido, aderezadas por descalificaciones y zancadillas de índole personal. Iglesias/Errejón, Errejón/Iglesias, representan dos modelos distintos: uno, Iglesias, defiende un partido, Podemos, como ‘vanguardia’ de las esencias, con la labor principal de estar presente y activo en la calle. Su presencia en el Parlamento es necesaria pero subsidiaria a la acción directa. Su “asalto” a la Moncloa no contempla como imprescindible contar con el PSOE, y en su caso con condiciones impuestas. Recuérdese aquello patética rueda de prensa de Iglesias rodeado de sus fieles, donde se repartían Ministerios, mientras P. Sánchez despachaba con el Rey su voluntad de acceder a su Investidura. Tal modelo y estrategia es el defendido por Iglesias. El otro modelo, defendido por Errejón, sin negar la importancia de la presencia y acción en la calle, pone en valor su acción parlamentaria a través de propuestas y acuerdos. Sigue el denominado ‘socialismo democrático’ donde el pacto con los socialistas tiene carácter estratégico… ¿Habrá ruptura entre las dos corrientes? No lo considero probable, aunque posible. Es probable que busquen y encuentren propuestas de acuerdo que eviten una imagen pública de ruptura. En cualquier caso, mucho me temo que los problemas de fondo pueden quedar sin resolver y los resquemores y desafectos personales vivos. Lo comprobaremos en los próximos meses”.

“Nucleares, no”, de Bob Estropajo. Apostando por las renovables, claro que sí.

 - ¿Qué es aquello, mi señor
- La Central Nuclear de Garoña, Sancho.
- ¿Y los molinos
- Fueron fruto de un sueño.


Trump habla por teléfono con Rajoy. Tremending topic dice que Rajoy ha puesto en su sitio al abusón de Donald Trump, le ha dicho que sí podemos ser su chico de los recados. Trump dice que ya veremos. La Casa Blanca resume la conversación en 70 palabras; La Moncloa, en 375. Así se mide la transcendencia de la conversación. La prensa norteamericana ‘pasa’ totalmente de la conversación de Trump con Rajoy. Ni prensa, ni radio, ni televisión americana, se hacen eco. El presidente  español –que no habla inglés, al igual que el americano, que desconoce el español–, se ofreció como interlocutor en Europa y Latinoamérica. Un presidente que apenas es considerado en Europa y que ha perdido considerablemente influencia en Latinoaméric, saca pecho ante Trump. Según Moncloa, ambos presidentes han charlado sobre cuestiones de seguridad y defensa. Y Trump habría pedido a Rajoy que destinara más dinero para defensa.



                                                         @comoduus.
                                      - He hablado 15 minutos con Donald Trump.
                                      - ¿Y qué te ha dicho?
                                      - No lo sé. Hablaba en inglés.

 La postura de Rajoy ante Trump ha sido la del misionero.

“La batalla por el liderazgo de Podemos ha puesto a prueba la capacidad de los simpatizantes de uno u otro sector, tanto para reírse de sí mismos como para 'trollear' al enemigo interno”, dice El Confidencial. Los canales humorísticos proliferan por doquier, junto a los memes con los que resumen su forma de entender el enfrentamiento entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.





El humor semanal en la prensa de esta semana: Santi Gutiérrez, Guillermo, Peridis, Forges, El Roto, Vergara, J. R. Mora, Manel Fontdevila, Fenando Villalobos, Atxe, Pat…






















Pep Roig, desde Mallorca: Gobierno trampolín. ¿Quién lo iba a decir?  La ascensión de este señor, Políticos judicialistas, El subalterno, Estafa y los embustes de la ministra virgen rociera.








Los vídeos de esta semana: Mas, Ortega y Rigau, en el TSJC para ser juzgados por 9N AGENCIA EFE AGENCIA EFE
Mas asume ante el TSJC la responsabilidad "de todo" Europa Press
 LATE MOTIV - "Pablo Echenique" lo peta con las jotas | #LateMotiv113 Late Motiv
 LATE MOTIV - America First, Spain Second. Official Vídeo | #LateMotiv188 Late Motiv
 SPAIN SECOND | A message for President Donald Trump Toniemcee
Cuplé a Sergio Ramos. LAS MARISOLES. Tlf. 645131347
DAVID AMAYA Publicado el 23 jun. 2015. Resumen del concierto en el Berlín Café. Presentación de "Back from New Orleans" NOLA BRASS BAND, presentación "Back from New Orleans" NOLA BRASS BAND