sábado, 11 de febrero de 2017

El Guernica de Picasso.


Guernica es un famoso cuadro de Pablo Picasso, pintado entre los meses de mayo y junio de 1937, cuyo título alude al bombardeo de Guernica, ocurrido el 26 de abril de dicho año, durante la Guerra Civil Española. Fue realizado por encargo del Director General de Bellas Artes, Josep Renau a petición del Gobierno de la Segunda República Española para ser expuesto en el pabellón español durante la Exposición Internacional de 1937, en París, con el fin de atraer la atención del público hacia la causa republicana en plena Guerra Civil Española. Al finalizar ésta, Picasso optó por dejar que el cuadro fuese custodiado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York, aunque expresó su voluntad de que fuera devuelto a España cuando volviese al país la democracia. El 10 de septiembre de 1981, la obra llegaba finalmente a España, siendo expuesta al público primero en el Casón del Buen Retiro, y, desde 1992, en el Museo Reina Sofía de Madrid, donde se encuentra en exhibición permanente.

El Guernica de Picasso no solo es considerado una de las obras más importantes del arte del siglo XX, sino que se ha convertido en un auténtico “icono del siglo XX”, símbolo de los terribles sufrimientos que la guerra infligió a los seres humanos. Hablamos de uno de los cuadros más importantes de la historia del arte.  El encargo del cuadro se produjo unos meses antes del bombardeo de la ciudad de Guernica que, posteriormente, daría nombre al cuadro. El bombardeo se produjo el 26 de abril de 1937 y dos días más tarde Pablo se entera por la prensa francesa. Es el 1 de mayo cuando retoma el trabajo bajo la óptica de este acontecimiento. Tardó 24 días en pintarlo el cuadro definitivo: desde el 11 de mayo hasta el 4 de junio. Tiene 7,80 metros de ancho por 3,50 metros de alto. Durante la fase final usó recortes de papel de los bocetos de las figuras que presentaba en el cuadro para facilitar la tarea de composición del mismo.

Se conservan una gran cantidad de bocetos y fotografías sobre el proceso de creación del cuadro. Tal vez sea uno de los proyectos pictóricos más documentados de la historia en este sentido. El recorrido de Lena Gieseke –artista visual y actriz quien, por cierto, en su momento estuvo casada con Tim Burton–, nos permite observar la obra desde los detalles más secretos. El video fracciona cada uno de los personajes permitiendo al viajero avistar desde otra perspectiva –quizá una más escultórica– el sentimiento de los rostros. La cinta culmina alegóricamente con la mano atestada de indignación, la espada rota en cuyo centro nace apenas visible una flor.

El toro, la madre con su hijo muerto, la paloma, el caballo o la bombilla. Estos y otros personajes de la pintura le recordarán a todo amante del arte a Los horrores de la guerra, de Rubens, ambas, hermosas alegorías de la oscuridad bélica y el sufrimiento. El coste total del mismo fue de 200.000 francos. Se realizó un primer pago de 50.000 francos y otro de 150.000 francos más tarde. Precisamente fue el documento acreditativo de este segundo pago el que permitió la vuelta del cuadro a España, ya que gracias a él el gobierno Español pudo demostrar la propiedad del mismo.

El Guernica en 3D Galerias de Arte Barcelona