miércoles, 8 de febrero de 2017

Jorge Verstrynge, absuelto.


La Audiencia Provincial de Madrid absolvió al expolítico Jorge Verstrynge, acusado de un delito de atentado a la autoridad y de lesiones por la supuesta agresión a un policía nacional, durante la concentración convocada por la Coordinadora 25-S en la Puerta del Sol de Madrid en favor de la República, coincidiendo con la proclamación del Rey Felipe V, en junio de 2014. El Ministerio Fiscal pedía tres años y medio de cárcel para el exprofesor quien, durante el juicio, celebrado el pasado 24 de enero, negó haber agredido a un agente y dijo que fue la policía la que le sacó de la marcha. También rechazó que le dijera a uno de ellos que él pasaba “por sus cojones”, tal y como se recogía en el escrito de acusaciones del Ministerio Fiscal.

La Audiencia absolvió también a Manuel Prada, que se enfrentaba a dos años de prisión, pero no a Iván Torrico, condenado a diez meses de cárcel por delito de atentado contra agentes de la autoridad, según la sentencia. “No le vamos a dejar solo. Le vamos a apoyar y a ayudar. A la cárcel no va a ir”,  declaró Verstrynge. El juez destaca que, en este caso, se cuenta con numerosas imágenes sobre lo sucedido –“En pocas ocasiones se puede disponer de tantas”–, que posibilitan ver lo sucedido desde distintos ángulos, a distintas velocidades e incluso fotograma a fotograma. “La variedad de las imágenes permite afirmar con total seguridad que Verstynge no empuja a ningún agente”, resalta el juez. En los vídeos, queda patente que se formó “un revuelo” en la zona donde se encontraba Verstrynge y un agente le agarró y, junto con otro, le sacó de la manifestación y le condujo a un furgón. No se aprecia, sin embargo, que ninguno de ellos cayera al suelo, o perdiera el equilibrio ni que el exprofesor agrediera a nadie. “El grado de certeza es muy elevado”, asegura el juez.

El magistrado agrega que la versión del policía, que dijo que el empellón propinado por el expolítico provocó que cayera al suelo y se lesionara la muñeca, “no está en modo alguno acreditada” ni por las imágenes ni por la versión que ofreció en la vista oral en la que precisó que Verstrynge abrió los brazos cuando le sujetaba y le hizo perder el equilibrio. Menos suerte tuvo el tercer implicado y denunciado, Iván Torrico, condenado a un total de 10 meses de cárcel por su agresión al policía con “una patada en la zona abdominal y un golpe en la cabeza con la mano derecha”, según la sentencia, que agrega: por su “resistencia pasiva”. Una condena que le parece injusta al exlíder de Alianza Popular, quien ha declarado, tras el juicio, que “los tres somos inocentes”, y ha prometido toda la ayuda jurídica para él. Además, su abogado recurrirá esta sentencia que no le obliga a ir a prisión.